La innovación tecnológica en la educación



     








           No cabe duda que las TIC podrían conformar lo que Manuel Castell llamó “la nueva educación”. La tarea no es fácil y las preguntas se suceden: ¿qué han de aportar las TIC al mundo de la educación y a la institución escolar? ¿Pueden las TIC por si misma ser motor de un cambio educativo? En principio no, aunque si pueden generar mediante su uso, elementos de reflexión capaces de ir articulando modelos alternativos en relación a los currículos, las didácticas, la organización escolar, la formación del profesorado y las relaciones escuela-familia de modo que se termine dando un vuelco a los modelos de enseñanza imperantes.

     La innovación y la renovación pedagógicas son viejas conocidas de la enseñanza y en nuestras escuelas e institutos, las TIC pueden ser un revulsivo importante para estos dos conceptos. Las TIC pueden abrir la institución escolar al mundo, romper el aula y proyectarse a la comunidad. Pueden dar un sentido más vivo, más creativo y más eficaz a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Un proceso donde la transmisión de conocimientos y la relaciones familia-escuela pierden su carácter unidireccional. Pero que también cambia el sentido de la profesión docente porque modifica sus relaciones con el conocimiento, con el alumnado y con la familia.

     En definitiva la incorporación de las TIC pueden facilitar la consolidación de un sistema educativo con alta capacidad de innovar, cambiar y adaptarse a la rápida evolución de la sociedad, y esto es ya un requisito para lograr una educación de calidad.

     Pero la incorporación de las TIC, no es sólo la incorporación del ordenador al aula. Sería una idea muy pobre de lo que significan las nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información. ¿Se imaginan que el estudiante llegue a clase cada día con un portátil y un pen-drive como todo soporte a su tarea? ¿Imaginan una escuela abierta las 24 horas del día? ¿Imaginan la labor docente más creativa, eficaz, flexible y sin estar sujetas a estrictos horarios y excesiva burocracia?

     La inserción plena de las TIC en el sistema educativo y en la institución escolar sigue siendo un reto. El estudio La escuela digital. Desafíos de la innovación educativa en España, coordinado por Obdulio Martín y patrocinado por la Fundación Telefónica, recoge las relaciones de las TIC con el sistema educativo, su impacto y su desarrollo. El estudio analiza algunas de las barreras y de los grandes desafíos que plantea, la transformación de los procesos de enseñanza aprendizaje por la introducción de las TIC. Y propone articular un modelo educativo partiendo de las posibilidades que ofrecen las nuevas herramientas, recursos y servicios en el marco evolutivo de la web.2. De los primeros datos que aporta el estudio se deduce que la evolución de la Escuela hacia el entorno digital se esta produciendo de manera lenta y difícil. Pese a la presencia de las TIC no parece que las prácticas docentes dominantes en las aulas haya cambiado de forma notoria. También se destaca en la investigación el desfase existente entre la potencialidad de las TIC´s incorporadas al aula y la escasa renovación de la pedagogía. Cabe destacar de la investigación que las grandes inversiones que la mayoría de las comunidades autónomas están realizando en proyectos TIC y equipamientos tienen un reducido impacto en nuestras escuelas e institutos.
    
     Para los próximos años se debería trabajar en un modelo de integración de las TIC como soporte de toda la estructura de la organización escolar, y de los ámbitos de relación entre los distintos miembros de la comunidad educativa y con la sociedad civil.

      La institución escolar siempre se hace esperar, la escuela siempre asimila y digiere los cambios de forma más lenta que cualquier otra institución., el colectivo docente también. En la actualidad el uso de las TIC no parece haber cambiado sustancialmente ni la organización de los centros, ni los currículos, ni la metodología, ni la formación del profesorado. De ahí que serán fundamentales las políticas que se desarrollen desde las administraciones central, autonómica y local, los recursos que se inviertan y la valentía política para impulsar los cambios necesarios en la organización administrativa y pedagógica de los centros, en la formación inicial del profesorado y en la incorporación plena de los padres y madres de alumnos a las tareas educativas. En toda esta gran tarea las consejerías de educación de las comunidades autónomas de España tienen la última palabra.

Una última reflexión para el debate, los desafíos pedagógicos y sociales de la escuela virtual, máxima expresión de la incorporación plena de las TIC, están en le horizonte de la innovación educativa. Otro concepto de escuela: una escuela más rica, plural, abierta, menos burocratizada, más libre. Unida a la totalidad de la experiencia vital de nuestras futuras generaciones. Una escuela situada en otra escala cultural, y en otro escenario social con la posibilidad de aprender en cualquier sitio y a cualquier hora. A pesar de todo, me inquieta una pregunta: ¿Qué haremos con la obligatoriedad?

Os dejo un enlace de una artículo del El País muy interesante:


Espero que disfrutéis el mes de agosto como se merece. Un abrazo.

Leticia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La estética de los Sofistas y de Sócrates

CASO LA REINA vs. DUDLEY & STEPHENS

El modelo racionalista del conocimiento (Descartes y Leibniz):

Kepler y Galileo Galilei

Responsabilidad del empresario

La Moda desde una perspectiva filosófica