Curiosidades: Belleza, Arte y Poesía (Sus orígenes)

La Gioconda de Leonardo da Vinci

       A lo largo de la historia hasta hoy día constantemente en el ámbito de la estética, de la cultura, de la filosofía e incluso en el vida cotidiana hablamos de lo bello, del arte y de la poesía como tres conceptos que hemos ido asimilando generación tras generación. Por ello, en este post me cuestiono lo siguiente: ¿Cuándo se empezó hablar de belleza? ¿Qué era para los griegos el arte? ¿La poesía era considerada un arte o no en la Grecia Antigua? Estas cuestiones y otras más curiosidades voy a tratar de responder y comentar a continuación haciendo hincapié en los orígenes de los mismos. Espero que os guste y que disfrutéis con algunas cosas curiosas que voy a contados.

    Sobre el concepto de la belleza, la palabra “kalón”, empleada por los griegos, que traducimos como “lo bello”, tenía un sentido distinto al que suele entenderse por dicho término hoy en día. Significaba todo lo que gusta, atrae o despierta admiración, o sea, su significado era más amplio. Designaba además lo que complace a los ojos y a lo oídos, lo que nos gusta dada su forma y estructura, pero denotaba también otras muchas cosas que gustan de otra manera y por diferentes razones; abarcaba imágenes y sonidos así como rasgos de carácter en los cuales el hombre moderno encuentra valores de otro tipo, y si los llama  “bellos” lo hace consciente de emplear esa palabra metafóricamente. Un testimonio de cómo l griegos concebían la belleza es un conocido oráculo de Delos, según el cual “lo más bello es lo más justo”. De este amplio y general concepto de la belleza, empleado corrientemente por los griegos, se formó con el tiempo, despacio y con dificultades, un concepto de belleza estética más limitado y definido.

      Respecto al arte, ¿a que se referían realmente los griegos con este concepto? Con la palabra “techne”, que traducimos como arte, pasó lo mismo que con la belleza; los griegos la entendían más ampliamente que nosotros. Es decir, entendían por “ tékhne” todo producto de la habilidad técnica. Era para ellos arte no sólo el trabajo del arquitecto sino también el del carpintero o del tejedor. Tal concepto de arte incluía lo que la arquitectura tiene en común con la pintura y la escultura, así como con la carpintería y la tejeduría. Por otra parte, los griegos no disponían de un concepto que comprendiese tan sólo las bellas artes, la arquitectura, la pintura y la escultura, sin incluir la artesanía. Su amplio concepto de arte perduró hasta el final de la antigüedad, e incluso permaneció mucho tiempo en las lenguas europeas. Tan sólo a lo largo del siglo XIX se empezó a suprimir el adjetivo “bello”, y el término “arte” fue considerado como sinónimo de “bellas artes”.

         Por último, voy a hacer referencia a la poesía, ¿qué es poesía pera los filósofos griegos? El concepto de  arte de los griegos era más basto que el moderno, pero más reducido a lo que respecta a la poesía. No la incluían entre las artes, porque no cabía en el concepto del arte como creación material, ni tampoco como una producción basada en la habilidad y las normas. Los griegos consideraban la poesía fruto de la inspiración y no de la habilidad. En las artes plásticas la habilidad no les dejaba ver la inspiración, mientras que en la poesía la inspiración no les dejaba ver la habilidad. Por ello, las artes plásticas y la poesía no tenían, para los riegos, nada en común. Los griegos no veían una afinidad entre la poesía y las artes, pero percibían una afinidad entre la poesía y la adivinación. Al escultor lo clasificaban junto con los artesanos, al poeta junto con los adivinos. Según su modo de ver, el escultor cumplía su papel gracias a la habilidad,, y el poeta gracias a la inspiración. Sostenían que el arte era lo que uno podía aprender, y la poesía lo que no se podía aprender. Una cosa muy curiosa es que pasó mucho tiempo antes de que los griegos se dieran cuenta de que todo lo que atribuían a la poesía se encontraba también entre los propósitos y posibilidades de las artes. También en ellas obra la inspiración y también ellas guían las almas; todo ello no separa la poesía del arte, sino prácticamente los une entre sí.

       Os dejo el enlace a un artículo del periódico El País sobre una curiosidad del cuadro que he utilizado en el post, La Gioconda, para hacer referencia a lo bello y al arte, puesto que este cuadro es un gran ejemplo de ambos conceptos:


      Muchas gracias por todo. Espero que tengáis un feliz domingo y una feliz semana.

Un abrazo muy fuerte. 

Leticia L.L.




Comentarios

  1. Muy buenas curiosidades. Hoy me voy sabiendo términos nuevos. Sigue asi

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! Me alegro de haberte enseñado algo nuevo, un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La estética de los Sofistas y de Sócrates

CASO LA REINA vs. DUDLEY & STEPHENS

El modelo racionalista del conocimiento (Descartes y Leibniz):

Kepler y Galileo Galilei

Responsabilidad del empresario

La Moda desde una perspectiva filosófica