Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Explotación infantil en el siglo XXI

Imagen
La semana pasada, en el programa de Antena 3  En tierra hostil: Mali, aquellos que lo vimos pudimos observar la cruda realidad que sigue existiendo en los países subdesarrollados: la explotación infantil. Según datos de Unicef hay 158 millones de niños y niñas que tienen entre cinco y catorce años de edad que trabajan. Nada más en África subsahariana, la cifra alcanza los 69 millones de menores de edad que trabajan, y en Asia meridional son 44 millones de niños y niñas que trabajan. En el reportaje del programa de Antena 3, pudimos ver con nuestros propios ojos como menores de edad trabajaban en condiciones duras e inhumanas. A pesar de que en Malí está prohibido que los niños menores de 14 años trabajen, e incluso está prohibido que los niños menores de 18 años desarrollen trabajos peligrosos de acuerdo al Código Laboral, los familiares de uno de cada tres niños obligan a estos a trabajar y a desarrollar trabajos peligros, desarrollando trabajos como limpiadores de granja…

Empatía

Imagen
¿Recordáis la famosa frase de Aristóteles “el hombre es un animal político por naturaleza”? Con esta frase Aristóteles resumió en pocas palabras la gran diferencia entre el hombre y el resto de los animales, esto es, su necesidad natural de socializarse, crear una familia y tener amigos. Aristóteles como gran sabio supo definir muy bien lo que es el ser humano centrando su núcleo de socialización en la amistad. Sin embargolo cierto es que el hombre ha evolucionado, ya no se conforma simplemente con socializarse, tener amigos y formar parte de una familia, sino que ha ido más allá, teniendo la necesidad de saber sentir lo que la otra persona con la que se relaciona siente, de identificarse con ella, y saber ponerse en su lugar, lo que en griego es definido como “empátheia”, lo que viene a ser empatía, en español. La diferencia con la teoría aristotélica culmina en que esta necesidad no es natural, es decir, el ser humano es por naturaleza un animal social – político, pero n…

Individualización

Imagen
Cuando en filosofía hablamos de individuo e individualización, ¿a qué nos referimos? El concepto individualización desde que surgió hasta la actualidad se considera en función del cambio de las condiciones de vida que han tenido lugar al finales del s. XX. A partir de los años 20 del s. XX hay una vinculación por el individuo, lo más característico de nuestra época es esa recuperación del individuo, pero no del yo trascendental, sino del individuo en concreto, el individuo de carne y hueso, con nombre, el individuo en singular. 
          Los lazos de la nueva individualización se vincula por la moda, por la cultura, por los mercados…es una forma de vida, somos simultáneamente masa-individuo, ambos se implican en la nueva forma de vida, estamos solos viendo la televisión pero juntos formamos un público que observamos lo mismo. No formamos una clase social, sino que somos masas, publico individualizados. En definitiva, somos un sujeto que podemos dominar sujeto espectador, estamos …

Azorín

Imagen
Esta semana se celebró la entrega por parte de la Diputación de Alicante y la editorial Planeta del Premio Azorín, la historia de amor entre Santa Teresa y un fraile fue la novela ganadora titulada Sus ojos en mí escrita por el periodista Fernando Delgado. A través de citado premio me vino a la mente la influencia del escritor y pensador alicantino José Augusto Trinidad Martínez Ruíz, más conocido por Azorín en los años de progreso de España promovidos por la Generación del ´98. A pesar de que Azorín se licenció en Derecho, fue un gran escritor con inquietudes políticas que a través de sus novelas y ensayos intentaba cambiar nuestro país hacía  un camino promovido por el intelecto y la ciencia, en aquellos años donde la única preocupación de los españoles eran los toros y la fiesta, y donde todavía el ferrocarril era un medio de transporte desconocido para nosotros aunque muy conocido para los europeos.  Con sus escritos hacía crítica y con la crítica hacía reflexionar a…

¿Y si gobernasen los filósofos?

Imagen
Para Platón la sociedad ideal estaba dividida en tres pilares, por un lado estarían los trabajadores (comerciantes, industriales y agricultores), por otro lado los vigilantes o guerreros, y por último los gobernantes o filósofos. Para el pensador los individuos de una sociedad no eran iguales, dicha desigualdad no venía marcada por la cuna o el nivel económico de una persona, sino, en las capacidades intelectuales de cada uno.  Estas tres clases sociales corresponden a otras virtudes del alma humana, así los trabajadores se distinguen por su templanza, los vigilantes por su fortaleza y los filósofos por su sabiduría. Y de la misma manera que en el alma, existe justicia cuando cada una de sus partes cumple con su función sin interferir en las funciones de las otras, en la polis hay orden y armonía cuando cada clase desempeña su papel en función de su propia naturaleza.
           Platón se preguntó ¿y si gobernasen los filósofos? El estado ideal de pensador era aquel que estaba gob…