Empatía

Empatia I de Cesar Prada
                
          ¿Recordáis la famosa frase de Aristóteles “el hombre es un animal político por naturaleza”? Con esta frase Aristóteles resumió en pocas palabras la gran diferencia entre el hombre y el resto de los animales, esto es, su necesidad natural de socializarse, crear una familia y tener amigos. Aristóteles como gran sabio supo definir muy bien lo que es el ser humano centrando su núcleo de socialización en la amistad. Sin embargolo cierto es que el hombre ha evolucionado, ya no se conforma simplemente con socializarse, tener amigos y formar parte de una familia, sino que ha ido más allá, teniendo la necesidad de saber sentir lo que la otra persona con la que se relaciona siente, de identificarse con ella, y saber ponerse en su lugar, lo que en griego es definido como “empátheia”, lo que viene a ser empatía, en español. La diferencia con la teoría aristotélica culmina en que esta necesidad no es natural, es decir, el ser humano es por naturaleza un animal social – político, pero no un animal empatizable, ya que no todos los seres humanos tienen esta cualidad.

                        ¿Esto a qué se debe? ¿Por qué no todo el mundo sabe empatizar? Muchas teorías defienden que el motivo radica en que el hombre al igual que es un animal sociable,  también es un animal egoísta por naturaleza, recordemos la frase de Hobbes “el hombre es un lobo para el hombre”, y tal vez sea ese egoísmo la barrera que no le permita poder empatizar con el otro. Otras teorías, sostienen que la empatía es una cualidad, un don, un valor…que solo las personas sabias, coherentes y con bondad son capaces de poseer. Y otras, consideran que la sociabilidad es necesaria para el hombre porque necesitamos de los otros para realizarnos, esto es, todos dependemos de todos, sin embargo la empatía junto con la simpatía - proceso por el que percibimos los estados de ánimo del otro, no exigiendo una compresión- no son necesarias para nuestra realización, no dependemos de ello en nuestra vida cotidiana, siendo por ello capacidades que algunos seres humanos tienen y otros no. La empatía es una capacidad fundada en un pilar fundamental, que es la comprensión, es decir, empatizar es saber sentir lo que el otro siente y comprenderlo, asimismo algunos autores también consideran la necesidad de que el otro sea capaz de percibir esa empatía, porque sino no cumpliría su función social.

    En definitiva, podríamos decir que empatía es comprender y sentir lo que el otro siente, y hacérselo saber. Una cualidad que todos sabemos lo que es pero muy pocos son los que la suelen poner en práctica.

           Os dejo el link de un post up escrito por Eduard Punset titulado “Empatía cero” donde unas reflexiones muy interesantes y filósoficas:



Tened una feliz semana, espero que empaticéis mucho y que la gente de vuestro alrededor también lo haga con vosotros.
Un abrazo muy grande. 
Leticia

Comentarios

  1. Buenos días, disculpe mi pregunta, es que actualmente estoy haciendo un trabajo de la universidad y la información que está en este blog me parece muy importante, pero me gustaría saber cuales son las fuentes bibliográficas en la que se basa esta publicación, de antemano muchísimas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jeison, disculpa el retraso en responder. En relación a lo solicitado comentarte que la mayoría de las reflexiones del blog son personales siendo argumentaras las mismas con conocimientos adquiridos en la Licenciatura en Filosofía, así como de múltiples lecturas filosóficas y en apuntes como docente de filosofía. En concreto, sobre el post-up de empatía creo recordar que consulté el siguiente link http://plato.stanford.edu/entries/empathy/

      Espero haberle servido de ayuda mi respuesta, y disculpe nuevamente el retraso de la misma. Reciba un cordial saludo. Leticia Latorre.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La estética de los Sofistas y de Sócrates

CASO LA REINA vs. DUDLEY & STEPHENS

El modelo racionalista del conocimiento (Descartes y Leibniz):

Kepler y Galileo Galilei

Responsabilidad del empresario

La Moda desde una perspectiva filosófica