Tabula rasa


 


"Supongamos que la mente fuera un papel en blanco, vacío de inspiraciones, vacío de ideas; ¿Cómo llega a tenerlas?."


- John Locke - 



        ¡Hola queridos lectores! Espero y deseo que hayáis iniciado muy bien el año 2021 y que todos los cambios que vengan a vuestra vida sean buenos y para crecer. En esta primera publicación del año os invito a hacer una tabla rasa (tabula rasa, en latín) en vuestras vidas, prescindiendo de todo lo malo para que así con ilusión y esperanza nuestros sueños y proyectos se hagan realidad este 2021.  Por cierto, ¿sabéis qué la expresión "hacer alguien tabla rasa de algo" significa según el diccionario de la Real Academia Española "prescindir o desentenderse de ello, por lo común arbitrariamente"? Por ello, ahora mejor que nunca, después de todo lo vivido por la COVID-19 lo cual nos ha generado en todos nosotros un cambio interno y externo y, por consiguiente, un gran aprendizaje, este nuevo año es la oportunidad de hacer tabla rasa para empezar de cero, sobre todo cuando merece la pena dejar ir lo malo para abrir las puertas a la abundancia y prosperidad.


        Como era de esperar la expresión tabula rasa es de procedencia filosófica, ya que fue empleada por primera vez por el pensador Locke, quien sostenía que la mente humana es como un lienzo en blanco, o tabula rasa, al nacer. Este filósofo mantenía que nuestro conocimiento del mundo únicamente puede proceder de las experiencia que el ser humano tiene a través de los sentidos. Así pues, afirmaba que por medio de ese conocimiento que el ser humano adquiere de los sentidos es capaz de racionalizar ese conocimiento para generar nuevas ideas combinando las ideas adquiridas previamente por la experiencia, desechando la creencia de que el ser humano posea ningún tipo de conocimiento innato. Por ello, los racionalistas como Descartes y Leibniz, se opusieron fuertemente a su teoría, al defender que la razón no está limitada a lo que los sentidos nos proporcionan conocer, sino que tiene acceso a otras ideas innatas puestas en nuestra mente por Dios (o una divinidad) antes de nacer.


        En síntesis, Locke afirmaba que la mente del ser humano al nacer no viene con ideas ni principios innatos, sino que estos los va extrayendo de su vida según sea su experiencia, debido a ello, la mente humana cuando nace es como una tabla rasa, donde se van plasmando los objetos del exterior y actuando sobre los mismos los sentidos, por lo que el conocimiento se genera a través de lo que el ser humano percibe de los objetos exteriores, siendo la acción del ser humano junto con su experiencia la que hace que el conocimiento progrese a través de la combinación de unas ideas con otras, ya sean simples o complejas. En consecuencia, resulta absurdo mantener, según Locke que el conocimiento es innato a la actividad práctica-empírica del ser humano, así como que al nacer nuestra mente ya tiene ideas y principios innatos procedentes de una divinidad.


          ¿Qué pensáis? ¿Nuestra mente al nacer es como una tabula rasa o, por el contrario, nacemos ya con ideas y principios innatos en ella? ¿Os consideráis racionalistas como Descartes o empíricos como Locke? A continuación os facilito un vídeo que tal vez os ayude a tener más clara vuestra postura:






Espero que os haya gustado mucho la primera entrada del año, vamos a hacer una tabula rasa de todo lo malo anterior vivido y, como niños vamos a volver a tener confianza, fe y esperanza de que todo va a ir muy bien este nuevo año, al menos, de que nuestros sueños se harán realidad.

Os deseo lo mejor para el 2021.

Con todo mi cariño y amor, Leticia.  



Río Safari Elche (Alicante), 1992.



Comentarios

Entradas populares