Bienvenid@s al blog

La escuela de Atenas de Rafael Sanzio (1509)
http://www.nreda2.com/enredados-en-la-cultura/pintura/146-escuela-de-atenas-rafael-sanzio.html
        
         "Claro es, yo he de hacer el más leal esfuerzo para que a todos ustedes, aún sin previo adiestramiento, resulte claro cuanto diga. Siempre he creído que la CLARIDAD ES LA CORTESÍA DEL FILÓSOFO, y, además, esta disciplina nuestra pone su honor hoy más que nunca en estar abierta y porosa a todas las mentes, a diferencia de las ciencias particulares, que cada día con mayor rigor interponen entre el tesoro de sus descubrimientos y la curiosidad de los profanos el dragón tremebundo de su terminología hermética", esta frase aparece recogida en el libro de José Ortega y Gasset, ¿Qué es filosofía?, pág. 19 Ed. Espasa-Calpe, 1973, Madrid, y en torno a ella va a girar el objetivo de este blog. 


       Y es que, este blog está destinado a todas aquellas personas que les gusta pensar y filosofar, el objetivo es que sea fácil y sencillo de leer, de ahí mi cortesía como escritora y filósofa, y también el nombre del mismo. El fin de dicho blog es acercar al lector a la filosofía, incitándole  e invitándole a pensar a través de mis escritos y reflexiones. Considero que lo que hace especial es que su contenido sea puramente personal entremezclado de conocimientos filosóficos y jurídicos. Está destinado a la profesión del filósofo, aunque más que una profesión ser filósofo es una vocación, ya que el filósofo nace no se hace.  

     El filósofo como tal, entre otras cosas, es aquel que piensa y se preocupa por los acontecimientos y hechos que le rodean, que se preocupa más por definir los conceptos que los ejemplos, por darle a la pregunta una respuesta con fundamento, por intentar explicar los problemas de forma racional, por no conformarse con el disfraz de las palabras sino indagar en el por qué. Algunos se empeñan en llamarnos críticos de la sociedad, otros ingenieros de las palabras, otros incluso sabios... yo me conformo con que nos llamen pensadores inconformistas. Por ello, el filósofo no se hace, sino que nace de él la necesidad de crear conocimiento y de generar en sí mismo y en el otro el pensamiento, siendo esa su cortesía, la de explicar lo difícil con sencillez, la de generar duda e incertidumbre, la de argumentar con fundamento, y sobre todo,  la de saber transmitir en el otro su inquietud por el saber y el conocer.



       Y todo ello e incluso más, espero hacer eso en este blog, donde a través de este pequeño rincón intentaré  transmitir mis inquietudes que proceden de la maravillosa acción de pensar. Siendo así la filosofía una de esas tantas asignaturas que tenemos en nuestra vida cotidiana día tras día, y que algunos más que otros ponemos más en práctica, y que pondremos más en práctica gracias a este blog.




        En definitiva, este blog está destinado a todas aquellas personas que les gusta pensar y filosofar, el objetivo es que sea fácil y sencillo de leer, de ahí mi cortesía como escritora y filósofa, y también el nombre del mismo. El fin de dicho blog es acercar al lector a la filosofía, a los problemas filosóficos actuales y no tan actuales, y sobre todo ejercitar en él la facultad de pensar, incitando e invitando así al lector a pensar a través de mis escritos y reflexiones. Considero que lo que hace especial es que su contenido sea puramente personal entremezclado de conocimientos filosóficos y jurídicos, no desembocando así en error de crear en un blog cuya información se puede localizar en cualquier enciclopedia o libro de la Historia de la Filosofía.

        Por supuesto, como he comenzado diciendo, el título de mi blog se debe a la célebre cita del gran filósofo José Ortega y Gasset: "la claridad es la cortesía del filósofo." Como ya he dicho anteriormente, esa va a ser mi cortesía como filósofa en este blog, escribir con claridad para que llegue a todos el pensamiento filosófico que os quiero transmitir. Espero conseguir dicho objetivo.


Empecemos pues, a cursar esta maravillosa asignatura de la vida. ¡Bienvenidos/as!



Un cordial saludo, Leticia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La estética de los Sofistas y de Sócrates

CASO LA REINA vs. DUDLEY & STEPHENS

El modelo racionalista del conocimiento (Descartes y Leibniz):

Kepler y Galileo Galilei

Responsabilidad del empresario

La Moda desde una perspectiva filosófica